miércoles, 16 de diciembre de 2009

"Alumbrabilidad"

Alumbrabilidad eficientemente sostenible. Así se puede denominar el alumbrado navideño que tenemos que sufrir un año mas en La Ciudad. Este visitante va a preferir estas Pascuas el paseo diurno o al atardecer para disfrutar del ambiente, que al nocturno navideño que conlleva soportar la lamentable iluminación con que han decidido engalanar nuestras calles.



Ya sabemos de sobra que mientras el alumbrado dependa de ”infraestructuras para la sostenibilidad”, lo que tendremos será una alumbrabilidad eficientemente energética y sostenible…por cables a los balcones. Como la demagogia está al servicio de la clase política que tenemos la enorme desgracia de sufrir, a ver quien es el artista que levanta la voz por que le parezca escaso –mas bien cutre- el alumbrado navideño…siempre aliñado con aquello de cuidarse de los excesos en tiempos de crisis.



Y claro, para que en tiempos de crisis vas a intentar impulsar el comercio, -el movimiento del dinero-, con unas calles que inviten a pasearlas…eso sería sucumbir al modelo consumista – capitalista origen de todos los males. Mejor limitarse a cumplir un mínimo, y pasar de largo, a fin de cuenta por aquí casi nadie levanta la voz.



Este año habrá un mínimo de iluminación en el sector Tetuán, Sierpes, Rioja. Pero lo habrá por gentileza de Diario de Sevilla, que ha evitado que este sector, en el que un poco todos vemos reflejados recuerdos de nuestras Navidades pasadas, quedara a oscuras. La justificación: una guerra abierta con los comerciantes de la zona.



Suerte que no ha tenido la calle Francos –una de las calles comerciales más antiguas de La Ciudad-, que ha sido castigada sin iluminación. Eso sí, este visitante se quita el sombrero ante la iniciativa de sus comerciantes de adornar la calle con flores de pascua e iluminación a base de velas y candeleros; invito desde este rincón a su visita.

Tampoco caigamos en la demagogia de que Sevilla somos todos y se ha repartido para abastecer al resto de los barrios. Todo ciudadano, todo comerciante, tiene derecho a este servicio, pero no a costa de sabotear la Historia de La Ciudad.



Quizás se haya tocado fondo. Con criterios estéticos, energéticos y de reparto social acertados, se puede crear un ambiente apropiado. Es una forma mas de hacer Ciudad: las situaciones efímeras también cuentan. El resultado actual es fruto de un desinterés supino a todo lo que tenga que ver con la tradición de esta Ciudad -religiosa o no-, y a una equivocación –intencionada o no- en la interpretación de lo que suponen estas fechas.

Sin intención de hacer sangre, aprovechando unos días que este visitante ha pasado por Madrid, traigo una serie de reflexiones e imágenes sobre la forma de hacer Ciudad efímera, de darle contenido a esa Ciudad física que es soporte de todo. Así cuando las cosas se estudian y se hacen con interés se puede conjugar los distintos preceptos que ahora inundan todo.

Como la eficiencia energética: el reglamento que regula la eficiencia de la iluminación navideña (de reciente aprobación) es de carácter estatal, no local. Quiere decir este visitante, que lo eficiente no necesariamente tiene que ser cutre. Es cuestión de inversión, de amortizar tras un estudio correcto de un sistema en concreto.



O la temática del alumbrado (cuanto llevamos viendo campanitas y copitos de nieve). Pueden tener lugas temáticas o símbolos de todas clases: la Navidad, va más allá de una celebración religiosa. Se celebra la llegada de año nuevo, o cualquier encuentro de confraternidad, que esto, en los tiempos que corren, ya es bastante.





Y sobre se debe buscar un diseño, una coherencia y un interés en hacer Ciudad. Incluso en tiempos de crisis…quizás cuando mas falta haga. Nada que ver con nuestra alumbrabilidad eficientemente sostenible.

9 comentarios:

El callejón de los negros dijo...

Innovar en La Ciudad....

Aquí seguimos con las estrellitas y los renos...

De todas formas habría que distinguir entre la escasa originalidad, la recursiva eficacia energética y la distribución del gasto en función de los beneficios.

Poco interés por lo común es lo que yo noto. Y hay que reconocer que hay mucha vida comercial más allá de las murallas pero que conservar el encanto de antaño es un bien histórico.

Preciso recorrido por nuestras calles y las de la capital. Con una mirada diferente,

un abrazo
Antonio

Antonio Borrego dijo...

Mil veces aplaudo tu entrada, amigo.
Para los viajes a Cuba no hay excesos.
Valiente pandilla de sinvergüenzas.
¿No hay nadie que pueda hacer algo para que estos asesinos de la ciudad no sigan ni un minuto más?

eventoensevilla dijo...

Ayer mismo lo comentaba, con esta iluminación que nos han puesto ni parece Navidad, ni entran ganas de pasear ni nada de nada. Nunca me han gustado especialmente estas fiestas pero he de reconocer que disfrutaba como un enano recorriendo las calles y viendo cómo se iluminaban. Sin embargo, cada año la decoración es más cutre, menos vistosa y menos numerosa. Parece como si nos hubiéramos quedado con los restos que otras ciudades no quieren precisamente por ser feos.

Barcelona gasta este año en iluminación lo mismo que nosotros, 600.000€ y sin embargo allí se adornan más calles y con una decoración mucho más atractiva. Algo hacemos mal entonces, ¿no?

En cuando a los barrios... evidentemente que las zonas comerciales de cada barrio deben tener su iluminación, pero con una decoración atractiva que invite al paseo. ¿De qué sirve iluminar calles porque sí y encima con motivos objetivamente feos?

Esperemos que para años venideros el comercio vuelva a participar en la iluminación navideña, soportando parte del gasto y por lo tanto buscando lo mejor para sus intereses. En cuanto a Torrijos... que ilumine su casa.

Un saludo!

Humilladero y El Mirador dijo...

El gran problema es que los sevillanos nos tragamos todo lo que nos ponen, nos guste o no. En algunas calles (Hernando Colón) ni pagándonos la iluminación, se nos permitió ponerla. No nos dieron aviso de que este año quedábamos excluidos, y no se nos permitió acceder a contratar, por estar fuera de plazo, del plazo de Torrijos...

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

La problemática que hay con el exorno navideño, es directamente proporcional al dinero que sean capaces de llevarse.
Como bien dice eventoensevilla, ¿como puede variar tanto el alumbrado de Barcelona y Sevilla con el mismo dinero?
Misterios de Sevilla, amigo Edward.
Un abrzo

El callejón de los negros dijo...

Lo que es evidente es que el concejal Torrijos no es una persona preparada para consensuar los distintos pareceres de la ciudad y curiosamente no tiene "mano izquierda".

Saludos

Edward dijo...

Antonio, muy en la linea de lo que comentas. Por supuesto el servicio debe ser al completo para la Ciudad, hay vida mas allá de las murallas. La impresión que da de todo esto es que existe muy poco interés en este asunto, y se ve mas como un despilfarro que como un servicio e inversión.

De temas de innovación, ya lo hemos hablado muchas veces, aqui es muy dificil. Una amiga que trabaja en Cultura, me comentaba hace unos años que tuvieron que dejar desierto un concurso público para el alumbrado navideño de edificios referentes de la Ciudad. Poco mas hay que añadir a esto.

Lo de Torrijos clama al cielo, lo peor es que se siente fuerte. Huele mucho a interés de insertar una figura polémica que haga de parafuegos y cortina de humo que tape lo situación real. Desde luego no es una persona cualificada, ni de lejos. Yo salgo a indignación diaria.

De arte lo de la "torrijada" ayer en calle Francos.

Un abrazo!!

Antonio Borrego, es que es para poner el grito en el cielo. Lo peor la sensación de malversación de fondos públicos que se está creando.

eventosevilla, si tenemos el mismo presupuesto que Barcelona para iluminación navideña...esto huele a una malversación de fondos vergonzosa, en vista del resultado.

Estoy de acuerdo en que los comerciantes, como principales favorecidos por un servicio, deben de entrar en la negociación. Lo que no se puede es ser poco claro en este asunto, y actuar con inquina a todo lo que huela a Centro Histórico (que tienen un especial interés en equipararlo a "rancio").

Y por supuesto, toda la ciudad tiene derecho a este servicio.

Humilladero, totalmente de acuerdo, ese "oscurantismo" es lo peor. Alucino con esa negativa a la iluminación pese a que lo sufragarais ¿que interés hay detrás de todo esto? En Hernando Colón tambien tuvisteis lo vuestro con el rodaje de la peliculita.

¡miarma!, al final la idea que sobrevuela a todo esto, es que el da miedo pensar en manos de quien está el dinero público. ¡Que horror!

Bueno, a todos un fuerte abrazo...y ¡sobrellevemos como podamos esta alumbrabilidad!

Glauca María dijo...

A veces recorrer las calles con esta "alumbrabilidad" sostenible es una tortura.

Felices Pascuas Edward.

Du Guesclin dijo...

Te iba a decir que ayer mismo estuve en la calle Francos; que me llamó mucho la atención la iniciativa de los comerciantes respecto al affeire navideño; que pienso que las moquetas rojas, flores de Pascua, etc. le han dado mas colorido que la mayoría de calles del Centro, como bien dices sosteniblemente alumbradas. E iba a empezar a soltarte una sarta reglamentaria de quejas e incongruencias que veo al respecto, pero que quieres que te diga, yo cada día entiendo menos estas cosas. Por no decir nada. Y eso que no soy muy navideño.

Saludos.