martes, 7 de julio de 2009

Reunión de Plazas

Paseaba este visitante en su anterior visita en torno al complejo monumental Patrimonio de la Humanidad (salvo que se lo piensen los de la UNESCO) comprendido por el Alcázar, Catedral y Archivo de Indias. El presente apunte sobre La Ciudad nace a partir del primero de ellos. Acudía recientemente a una de esas mágicas noches en los Jardines del Alcázar (si no han acudido aún recomiendo que paseen por allí). Digamos que estos actos aportan un doble deleite, el primero; un marco incomparable, suele eclipsar al segundo; el espectáculo en sí. En esta ocasión los Jardines albergaban la actuación de un gran compositor autóctono, quien, con su guitarra, proponía un recorrido musical por las plazas que le han visto crecer.



Composiciones inspiradas en o dedicadas a la Alfalfa, San Marcos, Santa Marta, Encarnación (con el chistecito de rigor), Salvador o San Pedro iban sucediéndose de forma agradable. La verdad que resultaba un curioso ejercicio de transportarse al lugar que estabas escuchando. Muchas de las conversaciones al finalizar el concierto fueron sugerencias de plazas que cada uno echamos en falta. Seguro que tú también tienes las tuyas.

Me pareció muy simbólico que no apareciera la Plaza de la Alianza, estoy seguro que para un gran porcentaje de nosotros es de nuestras favoritas. Y digo simbólico porque esta plaza está a punto de perder su nombre. Quizás por ello, no acudió a la cita del resto de las plazas, no figuraba por su nombre.

De momento un vecino (se oponen varios) ha evitado que se rotule como Indalecio Prieto, antiguo Ministro de Hacienda que, en el año 1931, consiguió la cesión de los Reales Alcázares a La Ciudad. La decisión fué tomada en Pleno y el homenaje a este político por tal logro, se va a realizar en esta emblemática plaza (también tengo la opinión de que es éste un homenaje meramente político, de quien se está dedicando a destrozar “el monopoly de Sevilla” con cambios en el nomenclátor).

Defiende este visitante como Patrimonio de La Ciudad, el nombre de sus calles (no es la primera vez que escribo de ello), sobre todo de aquellas que forman parte de la conciencia colectiva del ciudadano. Me parece bien que se sustituyan aquellas que aludan al Antiguo Régimen, pero en otros casos no tiene ningún sentido, y contribuyen cruelmente a una pérdida de señas de identidad.

Simbolismo o no, a la reunión de plazas con "sabor" de Sevilla, en una noche de verano en los jardines del Alcázar, faltó la Plaza de la Alianza (podrían haber sonado acordes a guitarra de “Cristo en La Alcazaba”). Claro que esta plaza ya se va a llamar de Indalecio Prieto, quien tuvo el mérito de “liberar” para La Ciudad al Alcázar para que, entre otras cosas, pudiera tener lugar esta reunión. No me extraña que no acudiera. Quizás fue una reivindicación de las plazas para con su compañera.

Paradojas de esta Ciudad.



Este visitante seguirá paseando por la Plaza de la Alianza.

12 comentarios:

La verdad esta ahi fuera dijo...

Como igual de paradojico es que a la plaza de Jesus de la Pasion se la conozca por su nombre de siempre, o la avenida de la Constitucion sea la Aveenida a secas, o por mucho que quieran en la plaza nueva, la avenida de las Razas, segruira siendo de la Raza.

El problema del nomenclator no es solo cambiar el nombre sino acertar con el cambio. Esta claro que el cambio de General Merry ha sido una pifia tremenda, tanto por el desconocimiento y el desprecio mostrado hacia la historia, como el nuevo nombre que no tiene nada que ver con Sevilla. Y como este seguran unos cuantos mas, entre ellos el de dos ilustres hermanos de la Amargura.

Zapateiro dijo...

Yo creo que hay cosas que las hacen ya por ser más papistas que el papa. Tienen que ponerse la medalla de progres a toda consta y hay cosas que son un sinsentido, como lo de la calle a Pilar Bardem. ¿Qué hay de malo en la plaza de la Alianza? Tuvo su origen donde lo tuvo pero no alude directamente a ninguna persona "indigna" para rotular una calle o plaza. Y además, han de saber que si desgraciadamente le cmabian el nombre va a caer en saco roto porque nadie la llamaría plaza de Indalecio Prieto.

Un saludo.

eventoensevilla dijo...

Y por qué les molestará tanto la palabra ALIANZA?? Creo que tiene unas connotaciones más que postivas. Ojalá no se produzca el cambio :)

Un saludo!!

Zinquirilla dijo...

No me gusta el cambio de nombres de calles y plazas no sólo por motivos políticos sino incluso esa moda capillita. A modo de ejemplo sigo situando a la Carretería en Varflora...

Yo mandé emails a la web del Ayuntamiento en contra de la desaparición de la calle Almudena. Tenemos unos gobernantes tan catetos que confundieron el nombre árabe de la muralla de la ciudad con la virgen madrileña. No tengo nada contra el Niño Ricardo pero ya tiene su monumento y en este país se dio a conocer cuando la simpar Lola Flores declaró en sus memorias que con él perdió la virginidad...

Pues eso, que soy muy inmovilista con los nombres callejeros, la ciudad crece, hay muchos sitios que rotular aunque se caiga en absurdos del tipo P Iglesias o Carlos Marx.

Perdona la largura y un saludo.

América dijo...

Buen paseo...Como si lo viera,es un tema muy local para mi,pero de tu mano me llega bastante claro,que te digo,no entiendo,ojala fuera tan sencillo como cambiar un nombre,la memoria histórica tambien es posible aquí???

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Lo único desagradable para mi del cambio de nombres de calles es hacerlo en contra del sentir del pueblo que ha elegido al Ayuntamiento.
Esa no dejará de ser nunca la plaza de la Alianza como la Alfalfa no fue nunca plaza del General Mola o la del pan será nunca de Jesús de la Pasión.
Son ganas de jod.. por jod..
Un abrazo.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Lo único desagradable para mi del cambio de nombres de calles es hacerlo en contra del sentir del pueblo que ha elegido al Ayuntamiento.
Esa no dejará de ser nunca la plaza de la Alianza como la Alfalfa no fue nunca plaza del General Mola o la del pan será nunca de Jesús de la Pasión.
Son ganas de jod.. por jod..
Un abrazo.

Miguemusiqueando dijo...

Genial este mi primer paseo por el blog. Comparto mucha de las opiniones que leo al respecto de cambiar el nombre a las plazas. La historia, al igual que las plazas, está ahí y es inamovible. Deberíamos quedarnos con las connotaciones positivas y no cambiar tales nombres que sin duda forman parte de nuestra propia tradición local.

Edward dijo...

Bueno, en el tiempo que se hs pasado desde que colgué el post, parece que se ha congelado lo del cambio de nombre. A ver si impera un poco la Cordura.

La verdad esta ahi fuera, al final se reconocen las calles i plazas por su nombre histórico. Además está la inercia de la constumbre, por lo que nos toca, y aunque está justificado el cambio, aún me sigo refiriendo a Sor Ángela, cuando hablo de la calle de la Santa. De lo del General Merry hablé hace poco...una buena "gamba".

Zapateiro, muchas veces las connotaciones de una calle se las dá el pueblo, y pierde sus raices, entonces pasa a ser un referente del pueblo. Ya comenté en otro post que para mi la calle Pavia hacía referencia al frito de bacalao, y no al general. Y llevas razón, al final permanece el nombre clásico.

eventosevilla me alegra verte por aqui. De momento no se produce el cambio...crucemos los dedos...

Zinquirilla, lo capillita influye como otro aspecto mas, lo de Varflora era un claro ejemplo, a mi me gustaba el nombre de López Pintado, para la Plaza de donde salía La Redención. Y totalemente de acuerdo; hay muchas calles nuevas por rotular. La base es eliminar todos losno "matemos moscas a cañonazos".

America, algo de la memoria histórica subyace, por supuesto. Pero bueno, el callejero es una muestra mas de identidad que es interesante conservar.

no cogé ventaja,siempre, en la medida de los posible, hay que tener en cuenta la opinión del pueblo. Por lo menos en aspectos mas populares como éste, que parece ir totalmente a contracorriente.

migue no sabes la ilusión que me hace verte por aqui. Es necesario hacer un filtrado de connotaciones, porque en otro caso siempre habrá algún aspecto sebjetivo con quién alguién no esté de acuerdo. La conservación del patrimonio va mas allá de sus edificios. Un fuerte abrazo.

Un saludo para todos, y esperos nuevos acontecimientos.

Moe de Triana dijo...

¿Y por que no le han cambiao el nombre al Álcazar pa ponerle el Álcazar de Indalecio Prieto...?

Total, ya que estamos...Y es que hay cosas que no tienen nombre miarma...


Un saludasso.

Ranzzionger dijo...

Bueno, rectificación al canto, que supòne un acierto. Parece que los vecinos tienen algo que decir y se demuestra que la sociedad civil, bien organizada puede hacer cosas. La metedura de patas con lo de la Alianza era de las órdago. Por cierto, lo de la calle de Pilar Bardem es otra. En fin, una plaquita con el nombre del ministro de Hacienda en el Alcázar, señalando el hecho, y ya está. Interesante reflexión, Edwards, pero no se puede esperar "ná" malo de quien tiene a Magnolia y Olvídate de mí entre sus pelis favoritas.
Un saludo.

Edward dijo...

Bueno, parece que ha habido rectificación en el tema. Como bien dices Ranzzionger, sabia rectificación...el tema era sangrante. Me alegra que te pasees por aqui, sea bienvenido!!

No des ideas Moe, a ver si nos van a leer, y la liamos mas de lo que está.

Me alegro un montón que tenga que rectificar esta entrada, y no asevere que lo del nombre estaba ya perdido...al final si debiera haber acudido la Alianza a la Reunión de Plazas.

Un fuerte saludo a todos!!!