sábado, 6 de junio de 2009

Marcha Verde en La Ciudad

Cuando empecé a escribir en este espacio, quizás no tenía muy claro los límites del variado abanico de temas que se pueden tratar acerca de esta ciudad, pero si tenía claro que no quería hablar de fútbol. Ya existen montones de rincones y foros dedicados al tema, y suele dársele demasiada trascendencia.

Pero he estado pensándolo, y he decidido hacer una excepción, no para hablar de este deporte, si no para hacerlo de un sentimiento, un sentimiento que es patrimonio de esta ciudad desde hace mas de 100 años, de un sentimiento llamado Betis.

Pretende este visitante, alzar una voz de alarma sobre el peligro de extinción que tiene este sentimiento. Usando un símil urbanístico, a nuestro Betis le han metido una calle Imagen en el Centro y le han “colao” un Corte Ingles en una de sus plazas más hermosas. Si, como parte de La Ciudad en pleno desarrollismo de los años 60, está perdiendo sus señas de identidad…y la piqueta continúa a pleno rendimiento.

Leí una vez que el Betis era un equipo receptivo para muchos sevillanos de “adopción”; este es mi caso desde luego. Este visitante ha descubierto los encantos de La Ciudad de la mano de su equipo verdiblanco, y este sentimiento complementa el complejo entramado de aspectos que me convierten en un enamorado de este rincón del mundo.

Pero este sentimiento trasciende La Ciudad. No creo que ningún aficionado del Barça o del Madrid fuera de estas ciudades sea, en especial, un enamorado de las mismas, lo es del club en sí. No pasa así con mi Betis, allá donde suene su nombre –por toda Andalucía; en la Novena Provincia (el segundo equipo de Cataluña); o en Bruselas-, Sevilla se siente cercana.

Conforma este sentimiento la mitad imprescindible de una Ciudad que se enriquece de sus dualidades, siempre presentes en todas sus caras;, capa y cola, cíngulo y esparto…

No corren buenos tiempos para este sentimiento, aunque este paseante diría que los que corren son inmejorables para reforzarlo y sacarlo a relucir. La Ciudad no debe permitir el pisoteo de este sentimiento de aquellos que se consideran amos del cortijo. Al igual que el modelo desarrollista de los años 60, se demostró erróneo y dejó secuela irreparables, hay que frenar el deterioro irreversible del club de las trece barras.

Gusta este visitante de pasear por el entorno de la Catedral, el próximo día 15, hay organizada una manifestación por ese entorno que yo llamaría mejor una marcha verde, como la de Burgos, o la de Madrid, o la de Liverpool. Una manifestación se realiza por aspectos más trascendentes: por trabajo, contra el terrorismo, por la libertad…(y normalmente suelen apuntarse al carro muchos interesados políticamente). Sería un error equiparar en gravedad estos problemas. Esto será un encuentro por defender un Patrimonio de la Ciudad. Asistiré con los míos, por que los míos son partícipes de este sentimiento que como yo miles de béticos llevamos dentro, y que no podemos permitir que siga desgastándose.



Quizás, lo más probable, es que se quede en un gesto romántico –de los que tan poco se estilan-, que no sirva para precipitar cambios. Pero este visitante volverá sobre sus pies con la cabeza bien alta, y la sensación de que no hay sensación más gratificante que unirse para luchar por los sentimientos.

12 comentarios:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Cualquier movimiento que sea reivindicativo de los béticos lo considero importante y positivo.
Sí creo también, que las caras y nombres que suenan como posibles salvadores del Betis ya son sobradamente conocidas y no se sabe muy bien que vienen buscando.
O se pone el dinero en lo alto de la mesa o la solución se presenta difícil pues el Betis, queramos o no, es una sociedad privada y mercantil y que en este caso está dirigida, o poseida, por un impresentable.
Tampoco debemos olvidar que ese impresentable es el que la gran mayoría de los béticos han idolatrado y colocado en la satrapía en la que está instalado.
Lo siento mucho, pero creo que estoy en lo cierto.
Un abrazo, ¡Viva el Real Betis Balompié!

JL Martínez Hens dijo...

Echar a Lopera es casi imposible pero vivimos de ese casi y todos tenemos la oportunidad el día 15. Yo estaré en la manifestación que se está organizando en Marbella a las puertas del chalet de Lopera por si huye de Sevilla...

La verdad esta ahi fuera dijo...

Quien sabe si la manifestacion sirve de algo, probablemente dependera del poder de convocatoria.

Sobre lo que comenta No cogé ventaja, toda la razon, pero no seria la primera vez que una sociedad mercantil cambia de manos por los motivos que sea.

Glauca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Glauca dijo...

Me ha gustado leer... cuando has escrito "...se quede en un gesto romántico ..." .

Es muy hermoso saber que alguien siente y se identifica como tu.

Un abrazo.

América dijo...

El Betis tiene corazón,y no es una expresión romántica,va mas allá de quienes lo dirigen,y como suele pasar independientemente de los arreglos que sean necesarios,cambios,ajustes...El trabajo sera en honor de aquellos incondicionales que lo sienten como propio,Saludos amigos un placer visitarte de nuevo,y tu escribe de lo que quieras ...Siempre es gratificante leerte.

Ángel dijo...

No dejo de reconocerte que la intención es buena, pero como ya hemos debatido en otras ocasiones, personalmente veo harto complicado que tenga su recompensa en forma de abandono y salida definitiva del máximo accionista del club.

Aunque también te digo que la única posibilidad para que se produzca ese cambio pasaba por un "tocar fondo" en forma de descenso. Sólo así es posible tener empuje suficiente para lograr la, hasta ahora, utópica marcha del mandamás verdiblanco.

No sé si será suficiente para descerrojar la sinrazón que invade la mente del personaje en cuestión, pero no queda otra.

En vuestras manos está el poder dar ese giro de timón de la nave verdiblanca, para evitar que lo que ahora es una grieta controlable termine por ser un daño irreparable en plena línea de flotación y se convierta en un nuevo Titanic sin solución.

Un abrazo de uno que siente en blanco, rojo y blanco.

Málaga dijo...

A primera lo más rapido posible, eh? Nosotros también lo conseguimos, se sufrió, pero estoy segura que en vuestro caso, lo lógico es que pronto estéis en primera.
Animo, besos!

Moe de Triana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Moe de Triana dijo...

Hay que luchar por todo aquello que nos hace sentir algo especial miarma...

¡Ánimo y adelante!

Un saludasso.

Zinquirilla dijo...

Yo creo que la manifestación de mañana es precisaente la exclamación de nuestro sentimiento. Nos alegramos tanto de las victorias (y setimos c tanta intensidad las hazañas, derrotas incluidas) del Betis que nos duele la mala gestión que hacen de él.

El Betis es más que un equipo, es un sentimient difícilmente explicable aunque los que vienen de fuera lo entienden perfectamente, como es tu caso, Edward.

De todas maneras, hay algo que nos ha llevado a este deastre y es el famoso "lo que uste diga donamnué donmanué", ¿es que acaso hemos perdido nuestra personalidad desde el 92?

Un saludo.

p.d.: te invito (y a todod tus lectores) a mi blog especialmente hoy que hay un quuiz artístico.

Edward dijo...

Bueno, gracias a todos por participar en esta entrada. Dentro de unrato partiré con los mios hacia esta Marcha Verde.

...que qué pasará mañana, nadie lo sbae (mucho nos lo tememos), eso si saldrá reforzado nuestro sentimiento bético.

Un saludo a todos